miércoles, 4 de marzo de 2020

Casos de coronavirus suben a 11 en NY pero descartan cerrar escuelas en la Gran Manzana

La mayoría están relacionados con el abogado que trabaja en Manhattan y las autoridades intensifican el rastreo del círculo de contacto que han tenido los contagiados que ya sumaría 1,000 personas 

La confirmación este miércoles de un total de nueve casos nuevos de coronavirus (COVID-19) en Nueva York, todos relacionados con el abogado Lawrence Garbuz, de 50 años, quien reside en Westchester y trabaja en un bufete de Manhattan, aumentaron los niveles de vigilancia de las autoridades del Estado y la Ciudad, que anunciaron la intensificación del rastreo del círculo de contacto que han tenido los contagiados, lo cual se ha traducido en poner en cuarentena a por lo menos 1,000 personas.

Un reporte de las autoridades de Salud dado a conocer en horas de la mañana del miércoles detalló que tanto la esposa de Garbuz, como sus dos hijos de 14 y 22 años, al igual que un vecino quien lo llevó en su auto al hospital, resultaron positivos del COVID-19.

Luego, en la tarde, el gobernador Andrew Cuomo dio otro reporte actualizado en el cual reveló que cinco personas más, todos miembros de otra familia del condado de Westchester -un hombre, su esposa, dos hijos y una hija- dieron positivo con la enfermedad. Todos se encuentran aislados.


Hasta ahora, se eleva a 11 el total de casos en el estado de Nueva York.

“Esos números continuarán creciendo, a veces exponencialmente, a medida que el virus se propague, estamos haciendo alrededor de 200 pruebas al día y se está aumentando para poder hacer hasta 1,000″, dijo el Gobernador.

Desde horas de la mañana de este miércoles, y ante la revelación de que el hijo mayor de Garbuz había dado positivo de coronavirus, las autoridades de la Universidad Yeshiva, ubicada en la calle 185 oeste en pleno vecindario hispano de Washington Heights, en Manhattan, cancelaron las actividades provisionalmente ya que el joven estudia en ese centro.


Otros dos estudiantes que van a la misma universidad y que tuvieron contacto cercano con el alumno que dio positivo fueron llevados al Hospital Bellevue, para realizar pruebas, dijo el alcalde Bill de Blasio, durante una rueda de prensa que dio en conjunto con los expertos de Salud de la Gran Manzana y el canciller de Educación, Richard Carranza.


Tras dar a conocer los nuevos casos, las autoridades del Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) enfatizaron que trabajan en un escenario muy claro: seguirán aumentando los casos de la nueva enfermedad viral surgida en China, pero no hay razones para la alarma.

“El riesgo sigue siendo bajo para los neoyorquinos”, estimó la Dra. Oxiris Barbot, comisionada del DOHMH.
Rastreo y cuarentena al círculo del abogado


Tanto los ‘detectives’ de salud de los gobiernos local y estatal, siguen haciendo un intenso rastreo para determinar cuáles personas pudieron haber estado en contacto cercano con el abogado contagiado, que se encuentra en cuidados intensivos en un hospital del Alto Manhattan.


Al menos 1,000 personas que pudieron haber estado en interacción con la familia contagiada con la nueva enfermedad viral, tanto en Westchester como en la ciudad de Nueva York, estaban recibiendo desde este miércoles la orden de cuarentena.

“Serán contactados entre el condado, el estado y las organizaciones privadas, y se les dará información sobre lo que eso significa”, aseguró el gobernador Cuomo.

Unas 300 de esas personas serían de la sinagoga de New Rochelle a la que asiste la familia infectada, y dos personas son de la Universidad Yeshiva a la que acude el hijo.

Esta medida incluye un número no precisado de estudiantes en la escuela de la hija en El Bronx. También siete empleados y un asistente del bufete de abogados de Manhattan y ocho empleados del Nueva York Hospital Presbyterian-Lawrence.


Estas personas, deberán quedarse en sus viviendas bajo monitoreo, a fin de evitar la propagación de la enfermedad.
“Cerrar las escuelas… la última opción”

La Alcaldía de la ciudad de Nueva York aclaró que el cierre de escuelas públicas en la Gran Manzana, no ha sido considerado todavía como una opción.

El canciller de Educación, Richard Carranza negó que por ahora, ante el avance del coronavirus, se tenga previsto en el mapa de opciones, interrumpir el calendario escolar en algún centro de educación pública de la ciudad.


“Cerrar las escuelas siempre será nuestra última opción. Seguimos afinando nuestros planes para mantener a la comunidad escolar segura, minuto a minuto”, indicó Carranza.

El Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) anunció este miércoles la publicación de una guía actualizada para las familias neoyorquinas, basada en recomendaciones del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) y el DOHMH.

Entre las medidas, se anuncia la cancelación de todos los viajes internacionales patrocinados por el DOE a los países con alertas por brotes de coronavirus en su nivel 2, como es el caso de China, Corea del Sur, Italia, Irán y Japón.


Esta estrategia apunta además a la cancelación de todos los programas de intercambio estudiantil internacionales, que incluyen los planes en donde los estudiantes vienen de otros países, para quedarse con familias “sustitutas” en Nueva York, y viceversa.

De igual forma las autoridades aseguran que ejecutan un aumento de las jornadas de limpieza profunda, a dos veces por semana, desinfectando todas las áreas de superficie, en las 1,800 escuelas públicas de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario